El ciclo de vida de los alimentos

El ciclo de vida de los alimentos

¿Cuántas veces se te ha estropeado alguna comida por haberla dejado fuera de la nevera? ¿y por no envasarla o taparla correctamente? La correcta conservación de los alimentos es fundamental para nuestra salud. Que los alimentos se conserven el mayor tiempo posible y con todos sus nutrientes es algo que a todos no importa.

 

Hasta la llegada de las neveras, las fiambreras o “tuperware” y los conservantes alimenticios, la vida de nuestra comida era más bien corta. Los tiempos han cambiado y ahora podemos cocinar y conservar. ¿Cuántos preparáis vuestro menú semanal los domingos y lo mantenéis a lo largo de la semana? Lunes lentejas, martes merluza en salsa, miércoles garbanzos con espinacas…

 

1º Es importante leer todas las indicaciones de refrigerado o conservación de cada producto, no todos los alimentos tienen las mismas circunstancias. Cuando vayas al supermercado mira siempre la fecha de caducidad y elige aquellos productos que la tengan siempre más tarde.

2º La temperatura de la nevera más adecuada son 4 grados.

3º Con el fin de no mezclar sabores y olores separa bien los alimentos en los distintos estantes de la nevera.

4º Cuando vayas a la compra la mayoría de los productos están a una temperatura. Es importante que esa variación de temperatura en el desplazamiento a tu casa no sea muy larga porque romperás la cadena de frío y el producto puede sufrir.

5º Los alimentos cuanto más frescos, más nutrientes y más sabor.

 

¿Cuánto tiempo aguantan los principales alimentos en la nevera conservando su calidad óptima?

 

Dependiendo siempre del producto, pero la leche son 4 días si se trata de leche fresca, dos el tope.

 

Los embutidos y fiambres antes de que sus lonchas empiecen a secarse, tres días. La pieza entera siempre se conservará mejor que cortada.

 

El pescado es uno de los productos más delicados, más de un día pierde calidad y sabor, además es uno de los alimentos que más se nota.

 

El pollo si está limpio, se conserva un par de días y en el caso de las frutas y las verduras, todo dependerá del punto de maduración de las mismas.

 

En definitiva aunque a veces no somos conscientes, la importancia de la conservación es fundamental, primero para nuestra salud y segundo porque puede ayudarnos con el ahorro mensual.