ÚLTIMOS ARTÍCULOS

De temporada: cada alimento en su tiempo.

De temporada: cada alimento en su tiempo.

¿A qué en invierno cuando llueve y hace frío no te pones sandalias? ¿Y por qué comes fresas en enero? ¿Y uvas en diciembre? ¿preguntas en el mercado por los productos de temporada?

 

Cuando no existían neveras ni medios para la conservación de los productos frescos tenías que consumirlos al momento. Se producía lo que se iba a consumir y en algún caso un excedente para comercializar con él.

 

Aunque bien es cierto que hay productos atemporales, la mayoría de los alimentos que comemos a lo largo del año tienen su periodo óptimo. ¿Por qué es importante conocer los periodos de estos productos?

 

Primero porque el sabor y la calidad es mejor. Las mejores manzanas son en otoño, al igual que las uvas. Las fresas son de mediados de primavera y los melocotones de verano.

 

Segundo porque si compras productos de temporada te aseguras que estás comprando producto autóctono y no producto que haya viajado. Es imposible que durante el invierno los melocotones puedan darse en nuestro país, por eso la mayoría son importados a países de climas más cálidos.

 

Tercero porque estás ahorrando. Cuando hay excedente, ese alimento tiene un coste más bajo, por el contrario si hay más demanda que oferta y ese producto tiene que venir de otros destinos, su coste se incrementará considerablemente.

 

Cuarto por la salud del planeta. Si consumimos producto de temporada no hay que forzar la cosecha con ningún tipo de producto químico. Además si comemos productos de temporada reducimos el consumo de dióxido de carbono y por tanto el impacto ambiental será menor.

 

Finalmente por tu salud, el producto de temporada necesita menos conservantes. Su proceso de maduración es de forma natural garantizando como ya comentamos la calidad y el sabor del producto.

 

Si a todo esto le sumamos que consumiendo producto de temporada estaremos favoreciendo la economía local y de cercanía, ¿qué más se puede pedir? ¿qué no sabes cuales son los productos de temporada? Prometemos contároslo en próximos posts, pero ya os adelantamos que para las fresas que ya lucen en los mercados, y aunque este año el buen tiempo ha llegado antes de lo previsto, todavía es demasiado pronto.

Bienvenidos al mundo fibra: ¡salud!

Bienvenidos al mundo fibra: ¡salud!

Hemos oído hablar muchas veces de la fibra y de su importancia para nuestra salud, pero sabemos realmente lo que es la fibra, qué alimentos la tienen y por qué es saludable.

 

La fibra es un componente vegetal que en mayor o menor medida contienen casi todos los alimentos y que nos facilitan nuestro proceso digestivo y ayudan a nuestra flora intestinal. La fibra vegetal aporta contenido a nuestra dieta, provoca la sensación de saciedad y favorece nuestro tránsito.

 

¿Qué tipo de fibras existen? Tenemos que hablar de dos tipos de fibras. Por una parte están las fibras solubles que son las que atraen el agua y hacen el proceso digestivo más sencillo, y por otra la fibra insoluble que es aquella que acelera el paso de los alimentos en el estómago y en los intestinos.

 

Las fibras solubles son las que están en la fruta y las verduras, algunas legumbres como las lentejas o el salvado de avena. Las fibras insolubles que son más secas son las que encontramos en las verduras en los granos integrales y en el salvado de trigo.

 

¿Cuánta fibra debemos de consumir al día? Pues según los profesionales entre 25 y 30 gramos diarios aunque como siempre os decimos es un especialista en nutrición y un médico el que os dirá exactamente la cantidad que es necesaria para vuestra salud.

 

Las lentejas, la avena, las nueces y los higos son los alimentos que mayor aporte de fibra tienen. Si a tu consumo diario le quieres añadir un aporte extra, los frutos secos y los cereales serán un buen aliado. Las verduras y las frutas también tienen un alto contenido en fibra. Pan integral, las pastas o arroces integrales que se pueden combinar con un montón de alimentos para preparar platos estupendos son fundamentales para una dieta rica en fibra.

 

Y en ABN también nos gusta la fibra y por eso la utilizamos en nuestros productos en salsas, en cremas, en productos dietéticos y en panadería porque además de incrementar la durabilidad, le dan buen sabor, ayuda a que no se apelmace, incrementa su rendimiento mediante la retención de agua y lo mejor de todo, la fibra enriquece y es salud.

 

¡Larga vida con fibra! ¡Salud!