ÚLTIMOS ARTÍCULOS

¿Por qué estos días de frío se aprecia más la columna de vapor que sale por nuestras chimeneas?

¿Por qué estos días de frío se aprecia más la columna de vapor que sale por nuestras chimeneas?

Aunque los inviernos no son como los de antes cuando el frío intenso duraba meses, desde hace unos días parece que el invierno quiere dejar su huella y especialmente durante las mañanas los termómetros nos recuerdan que el frío es una realidad.

 

¿Cómo nos afecta el frío en nuestra vida? El frío afecta en muchos procesos cotidianos. Normalmente cuando sentimos el frío en nuestra piel nos encogemos, pues ese es el principal efecto del frío sobre la naturaleza, el efecto de contracción.

 

Este proceso tan sencillo que nos explicaron en el colegio y a muchas generaciones en Barrio Sésamo o en Érase una vez la vida…A veces se nos olvida, y entonces de repente nos preguntamos:

 

¿Por qué el humo que sale de la chimenea de una fábrica o una casa se ve hoy con más intensidad?

 

El vapor de agua con el calor se transforma en gas. Tan sencillo como cuando ponemos una olla con agua al fuego, en el momento que ésta empieza a hervir las moléculas se expanden. Cuando se enfrían se contraen y esas moléculas se hacen más compactas, pasan a transformarse de nuevo en agua y si se enfrían mucho, en hielo.

 

¿Qué ocurre en una fábrica como la nuestra? Pues sucede lo mismo que en la cocina de vuestra casa. Cuando en el exterior la temperatura es muy baja, el vapor de agua que sale por la chimenea se enfría de manera tan rápida que esas partículas se hacen más compactas de manera muy rápida y por eso vemos la columna con una densidad mayor y un color más intenso, eso en ningún caso significa que sea más contaminante o sea portador de partículas que contaminen el medioambiente.

 

Hay muchos otros ejemplos en nuestra vida cotidiana de expansión y contracción provocados por el calor y el frío que son interesantes y que os contaremos en otros posts.

Maridaje con cerveza para despedir 2018 ¡salud!

Maridaje con cerveza para despedir 2018 ¡salud!

¿Vino o cerveza? Gran parte de los menús que nos proponen los chefs o los bloggers gastronómicos son maridajes perfectos con tintos, rosados o blancos. Hoy queremos proponeros un menú que podría ser para la última noche del año donde el maridaje es con cerveza.

 

Un menú rico y saludable para la última noche del año de 2018.

 

De primero una ensalada de atún rojo y langostinos con una suave vinagreta de cebollino, aceite de oliva y vinagre de vino. Nuestra recomendación es que utilicéis un pescado azul, el pescado blanco tiene menos sabor por lo que la cerveza ocultaría aromas, hay que tratar de lograr un equilibrio. Una cerveza intensa de trigo o una lager especial para este plato con el que vamos a abrir boca.

 

Una alternativa a este plato podría ser un salpicón de pulpo y langostinos que combinaríamos con una lager especial o unas brochetas de langostinos con piña y mango que en este caso una cerveza de trigo más suave sería perfecta.

 

De plato principal una carne: cordero, ternera, cerdo, pavo o pollo. El maridaje de la carne siempre dependerá de la salsa con la que se cocine o se acompañe esa pieza de carne. Cuanto más fuerte o intenso sea el sabor de la carne y de su salsa más fuerte tendrá que ser la cerveza con la que acompañemos al plato. No es lo mismo una carne roja que una carne blanca. En el caso de carnes de cerdo, pavo o pollo que son más suaves, una lager o una Pilsen.

 

Una ternera podemos acompañarla de una cerveza de trigo, un estofado de una Guiness y un cordero con una lager.

 

Y llega la hora del postre, aquí os damos a elegir dos opciones de postre. Si optamos por los típicos turrones clásicos de almendra y miel, la opción es una cerveza suave. Si nos arriesgamos con una opción de postre más atrevida un coulant de chocolate o un helado de cacao belga que lo acompañaremos de una cerveza negra. El intenso sabor del chocolate marida perfectamente con el sabor a regaliz y fruto seco de la cerveza de este tipo.

 

Y para brindar por el nuevo año: el brindis con la cerveza que más os guste, la que te deja el mejor sabor, las mejores sensaciones, los mejores recuerdos.

 

Mientras encendéis los fogones ponemos fin a nuestro año con el deseo de un 2019 lleno de fuerza y buenos hábitos, ¡Gracias por acompañarnos!

 

¡Feliz vida! ¡Feliz año 2019! ¡Salud!